Inés Plana debuta con Morir no es lo que más duele una novela negra en la que ha trabajado cinco años y que está atrapando a los lectores debido a una historia que no da tregua , a su calidad literaria y a unos personajes y lugares que nos resultan más cercanos de lo previsto

 

 

  Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al navegar en esta web, aceptas el uso que hacemos de las cookies.